Redes sociales para bodegas

08 Nov ¿Redes sociales para bodegas? ¿Lo estás haciendo bien?

Y cambiad “bodegas” por “restaurantes” o “empresas de cualquier tipo”. Si hemos dicho “redes sociales para bodegas” en el título es por tres motivos: El primero, para ayudar a posicionarnos en S.E.O con esa palabra clave (honestidad ante todo, queridos lectores). Segundo, porque según nuestra analítica la mayoría de los que visitáis nuestro blog trabajáis en el ramo de la enología y pensamos que el titular os puede ser más atractivo para que finalmente hagáis click (¡ya os lo hemos dicho, honestidad ante todo!) y tercero, porque si bien en Veintemillas trabajamos las redes sociales tanto para el sector del vino como el de la gastronomía, donde hemos visto más “desconcierto” en las comunicaciones y redes sociales es, sobre todo, en las de algunas muchas bodegas.

En Veintemillas, cuando gestionamos las redes sociales de nuestros clientes, siempre partimos de la base de aportar un contenido de calidad que ayude a generar un Marketing de atracción (el tan cacareado Inbound) más que una venta o un contenido dedicado a la oferta. Siempre hemos dicho que las redes sociales no sirven para vender, pero sí para que vendas más, y la clave está siempre en dos puntos: Conocer y segmentar perfectamente a tu audiencia y generar contenido de valor.

Y aunque con este consejo ya podríamos dar por terminado este post, quizás algunos os preguntéis cómo generar ese contenido de valor. Pues bien, hoy queremos rescatar 7 buenos consejos que en su momento recopiló la empresa Kantar Media a la hora ya no solamente de gestionar nuestras redes sociales, sino de generar un contenido de marca útil y válido ¡Vamos allá!

  1. Invertir en emociones: ¿Recordáis aquel artículo que escribimos en el que hablábamos de Marketing Emocional? Hay que ir más allá de los mensajes para activar la implicación de los consumidores a través de la relevancia emocional y la creatividad. ¿Algunas técnicas? El Storytelling del que también os hablamos y acertar con el tipo de contenidos con los que el usuario quiera interactuar, por supuesto. Recordad. Nada atrae más que una buena historia.
  2. Crear una impresión duradera: La vida de un post en una red social puede ser más o menos breve, por lo que debemos transmitir mensajes relacionados con nuestra marca de un modo continuado para construir un mensaje claro. Hay que dejar una impresión mantenida en la mente de nuestros usuarios y posibles consumidores.
  3. Darle a la marca un rol relevante: Para nosotros resulta básico. Nuestros contenidos deben estar marcados por el manual de redacción corporativa, y debemos ser fieles a dicho estilo. Debemos usar activos que sean reconocibles y conecten con nuestros propios valores.
  4. Considerar el contexto: Otro punto muy obvio que muchas veces olvidamos. No es lo mismo una publicación en Instagram que en Facebook. Debemos tener en cuenta el contexto en el que estamos comunicando para que la integración del mensaje y su recepción por parte de nuestros usuarios sea la óptima.
  5. Atraer desde el inicio: ¿Últimamente no os da la sensación que el ritmo de las películas tiende a lo trepidante? Esto es porque las productoras, en un mundo inmediato, han entendido que el espectador tiende al aburrimiento a los pocos segundos. Si no es con la intención de crear un clima que aumente el impacto de una publicación, la diferenciación en nuestros contenidos debe venir desde el inicio. ¿La solución para eso? Creatividad, creatividad y creatividad.
  6. Utilizar una duración adecuada: Un buen amigo y prácticamente mentor del que escribe estas líneas dijo una vez. “En las redes sociales ya nadie lee”. Yo hoy me atrevería a matizar estas palabras, dándole la razón, sí, pero teniendo en cuenta que quizás haya alguien a quien le guste leer y que quizás sea nuestro Target. Debemos desarrollar contenidos con una duración adecuada, creando una introducción corta, pero extendiendo el contenido hasta su longitud adecuada. Ni más, ni menos.
  7. Aprender ahora para el futuro: A pesar de la inmediatez que suponen las redes sociales, la analítica, la gestión de los contenidos y los resultados es algo que se obtiene con tiempo y aprendiendo de un modo continuado de nuestros errores y aciertos. Es importante saber qué es lo que funciona y lo que no para desarrollar campañas cada vez más precisas en base a la premisa de test / error.

Son siete buenos consejos que, pensándolo un poco y con nuestra experiencia a estas alturas de la película en la gestión de redes sociales para bodegas y nuestros clientes en general, casi podríamos duplicar, pero como no queremos daros mucho la lata, esperemos que al menos os puedan servir.

¿Queréis saber cómo lo hacemos en Veintemillas? ¡Haced click en este enlace!

Sin comentarios

Deja un comentario.