#Etiquetasquemolan: El sr. Bala y la Sra. Cañón

ambos_los_dos_bala

10 Mar #Etiquetasquemolan: El sr. Bala y la Sra. Cañón

Vamos a comenzar con una afirmación que puede ser discutida, pero en mi opinión es grande como un templo romano: Vila Viniteca mola. Desde el principio la empresa ha tenido claro que el diseño es un enorme diferencial con la competencia, y lo demostró confiando su imagen de marca a una de las más reputadas diseñadoras de este país, Pati Nuñez, que hizo un trabajo sólido como todos los que hace.

Con esa base, no resulta extraño que cuando iniciaron su proceso vinícola, Uvas Felices, apostaran, además de por la calidad de los vinos, por una presentación sorprendente, novedosa y con un proceso de diseño muy estudiado, que al final da como resultado un producto redondo, que como defendemos en la agencia Veintemillas, es básico para que un vino marque la diferencia.

En concreto, y aprovechando la reciente puntuación que la revista Wine Advocate ha ofrecido a sus nuevas añadas (Luis Gutierrez afirmó que podría beber de El Hombre Bala todos los días de su vida) queremos hablar precisamente de las etiquetas de El Hombre Bala y su esposa, La Mujer Cañón, dos vinos distribuidos y producidos precisamente por Vila Viniteca, y creados por los enólogos/viticultores con un nombre muy Veintemillas, Comando G (cuidado frikis de los 80, significa Comando Garnacha ;-)).

El etiquetado, tanto de una botella como de otra, presenta en una sola tinta, con un trazo casi de lápiz, a un hombre y una mujer disparados desde un cañón que queda en un segundo plano, y que da la impresión de que el maravilloso matrimonio bala salen disparados de la botella.

mujer_canon_colorAmbas etiquetas son obra de Jordi Lafebre, un ilustrador que compagina su trabajo de ilustrador con el de profesor en la reconocida escuela de ilustración JOSO, cuya carrera se ha desarrollado más en Francia que en nuestro país, pero que ha dejado una serie de trabajos para publicidad muy reconocidos, como el cómic que publicó junto con John Smith “El barrio es nuestro”.

En el caso de ambas etiquetas, el diseño se completa con una tipografía sin serifa con un amplio sombreado, que le da un toque “art deco” y unos recortes en las esquinas del etiquetado, que junto con el pequeño troquel en la parte de la cabeza de los personajes, que potencia el efecto de tridimensionalidad y aumenta la profundidad, hace de esas dos etiquetas merecedoras de ser las #Etiquetasquemolan de esta semana.

el_hombre_bala_principal

1Comentario

Deja un comentario.