23 May ¿Por qué necesitas un Restyling de marca?

Somos conscientes del constante cambio que sufre cada dos por tres la tecnología. También, de la necesidad de adaptarnos a ella todo el tiempo. Pero aquí no os vamos a hablar sólo de esto.

Os lanzamos dos preguntas clave: ¿cada cuánto hacéis cambio de Look? ¿Y limpieza de armario? Seguramente las respuestas no superen los cinco años. O eso esperamos.

Todos necesitamos renovarnos cada cierto tiempo. Esto nos aporta vitalidad, dinamismo, romper con la rutina de alguna forma… entonces, ¿no creéis que las marcas merecen lo mismo?

Aquí entra en juego el Restyling de marca. Hasta ahora, puede que tengáis una ligera idea de lo que significa, pero en este post vamos a desarrollar mejor el concepto. ¿Preparados?

¿Qué es el Restyling de marca

Se trata de la técnica de modernización de la marca para adaptarla a un nuevo estilo. No confundáis Restyling de marca con rebranding, pues esta última se refiere a una modificación completa del branding de la marca; es decir, llegar hasta sus raíces y esencia si detectamos que ésta necesita un lavado de cara y de filosofía.

Los beneficios que vuestra bodega o restaurante puede obtener de un Restyling de marca son muchos y diversos. Aquí tenéis tres de los más importantes:

  1. Adaptarse a los nuevos cambios: Ya os lo hemos avanzado en el primer párrafo. La tecnología camina paralelamente con las marcas e, inevitablemente, insiste en que siempre sea así. Pero no sólo eso. Puede que el público ya no sea el mismo de siempre… las personas cambian, sus gustos, sus necesidades; por defecto, las marcas también.

  2. Derroche de personalidad: Que la marca cambie de estilo aporta frescura y personalidad para ella misma. Volved a compararos con vosotros mismos: ¿a que a la gente le gusta cambiar de Look? Lo mismo le ocurre a la marca. Estáis a un paso de comenzar a atraer a más personas.

  3. ¡Hola!Estoy aquí: Eso es lo que una marca necesita decir de vez en cuando. Un toque de atención a sus clientes o nuevo target para que éstos presten atención a los cambios que está sufriendo la empresa responsable. En definitiva, resurgir de sus cenizas como el Ave Fénix.

 

Plantéate la siguiente pregunta: ¿Estás consiguiendo mejores resultados con los años?

 
Si la respuesta es no, he aquí un síntoma de caducidad de estilo. Porque no, no vestimos igual que en los años 80 ni tenemos las mismas aficiones que entonces. Lo mismo le ocurre a tu marca: no puede gustar al mismo perfil de hace unas décadas.

Muchas veces somos conformistas. Las cosas van bien, pero la realidad es que ¡podrían ir mejor! Así que, ¿por qué no ponerle remedio si estás a tiempo? Es muy importante saber quién eres y definirte.

Date cuenta de que tal vez tu marca necesite Restyling por motivos como…

…el logotipo sigue siendo el mismo que el día que se creó.
…la empresa necesita un empujón para incentivar ventas.
…se han introducido nuevos productos a la marca.

Como en la vida, debemos de tener un poco más de compromiso con nuestra marca. Podemos aspirar a más siempre que se le ponga empeño y ganas.

Definitivamente, tu marca necesita un cambio de Look

Coincidimos en que necesitas un Restyling de marca, ¿verdad? Entonces, ¡manos a la obra

  1. ¿Por dónde empezar?: Lo primero que tienes que hacer es un plan de empresa en el que se marquen claramente los aspectos que te gustaría transmitir: gama joven, producto ecológico, línea infantil… ¿a quién te quieres dirigir?

  2. ¿Qué modificar y que no?: ¿El logotipo?, que no tiene por qué ser cambiado al completo, sino adaptado a la actualidad. ¿La tipografía?, que puede variar en función de lo que quieres transmitir al público. ¿Los colores?, que probablemente sean más tendencia que la primera vez que creaste la marca. ¿Los mensajes?, que hoy en día no te diriges de la misma forma al público (y menos si has realizado una tarea de retargeting). Por supuesto, todo parte de un análisis y generar cambio en relación a esas conclusiones. ¡No hay que lanzarse a lo loco!

  3. El gran estreno: Tan importante es cambiar como que los demás puedan enterarse que has cambiado… ¿Por qué no planteas una gran campaña para anunciarlo? ¿Y si organizas un evento para hacer de este cambio un gran hito?

Es importante que realices un previo estudio sobre el estado actual de la marca en cuestión para saber que realmente necesita de un Restyling, siguiendo los pasos que te recomendamos.

Así que, por favor, no te conformes con lo que tienes a día de hoy y lucha por mejorar. Hazle un Restyling a tu marca y llega a más personas. ¡Ya nos contarás qué tal!

Sin comentarios

Deja un comentario.