23 Mar Breve manual de supervivencia para el apocalipsis

Vamos a hablar claro. Todo lo que está pasando es una putada.

No vamos a pintarlo de otro modo. Es una putada y es todavía peor cuando nos referimos a pequeños negocios, bodegas (sobre todo si no tienen la suerte de tener distribución en supermercados), pequeños productores y por supuesto, restaurantes. Van a ser meses muy duros donde la entrada de capital pondrá a más de un negocio contra las cuerdas, y eso es así.

Pero…

Porque en efecto, hay un pero. Tiene que haberlo, no nos queda otra. Asumir la derrota no es una opción y, o buscamos ese pero para poder seguir adelante con nuestro negocio cuando todo esto pase, porque pasar, pasará, o asumimos que en unos meses, se desvanecerá todo por lo que hemos luchado.

Para los que nos sigáis de un modo más continuado, habréis visto que la pasada semana lanzamos una iniciativa en Veintemillas en la que ofrecer nuestro servicio de asesoría y comunicación de modo gratuito para pequeños productores, bodegas, restaurantes y empresas gastronómicas mientras dure el periodo de confinamiento. A través de esta iniciativa, que aprovechamos para comentaros con cierto orgullo que está siendo un éxito, hemos visto que quizás una de las dudas que más os surgen es el “y qué hago ahora”. Aquí os lanzamos la primera de las frases a tener en cuenta:

Que vuestro establecimiento esté cerrado, NO quiere decir que vuestro negocio esté cerrado.

 

  1. Simplifica: Es duro, pero es hora de redistribuir tus esfuerzos. El primero de los pasos es eliminar todo aquello que pueda generar gastos durante estos meses y que no sea necesario. Tendrás que prescindir, al menos temporalmente, de muchas cosas que han formado el día a día de tu negocio. Proveedores de servicios o materiales y por supuesto, empleados que durante estos meses de inactividad desgraciadamente no podrán seguir en la empresa.

    Y cuando decimos que “simplifiques”, también nos referimos a eliminar eslabones de la cadena que atraviesan tus productos desde que salen de tu bodega o negocio hasta que llegan a tu público final. Si trabajas con distribuidores no se trata de que los elimines e intentes hacer su trabajo, pero sí que alcances acuerdos con ellos para compatibilizar la distribución de tus productos o renegociar los márgenes con los que actualmente trabajas.

    Empresas agroalimentarias entenderán a la perfección este punto. Y de nuevo, no estamos diciendo que elimines el trabajo imprescindible que realizan distribuidores, pero sí que es importante intentar maximizar los márgenes de tus productos para, al final, que todos saquemos beneficio para lograr superar estos meses.

    Y si estás leyendo esto y eres un distribuidor, en el siguiente punto tenéis vosotros, al contar con un catálogo de productos mucho más amplio, vuestra mejor ventaja.

  2.  

  3. Dale al canal Online la importancia que merece (que no es poca): Hemos tenido que escuchar en multitud de ocasiones, de la parte más rancia de este negocio, que “el ordenador está muy bien, pero lo importante está en la calle”. Y sí, no lo negaremos y de hecho, nuestro trabajo en la parte Online siempre está enfocado a culminar una relación marca-consumidor en el mundo real, pero es que ahora mismo, el Online es el único canal disponible, y aquellas bodegas y negocios que entendieron de su importancia e invirtieron tiempo y dinero en su momento, son las que sin duda saldrán reforzadas de esto, ¿por qué? Porque ya cuentan con estructuras Online que les permite seguir en contacto con su audiencia, que sin duda les recordarán cuando puedan volver a tener contacto directo con sus productos.

    Si tienes un restaurante, continúa publicitando tus menús, tus diferenciales, tus puntos fuertes, realiza tus recetas en casa, si te es posible, crea una acción de “menús a domicilio”, etc. Si tienes una bodega, lanza catas Online de tus productos, , comunica, crea contenido de marca, relacionase de modo directo con tus consumidores, búscalos, genera ideas, promociones, acompáñales en su confinamiento y sobre todo, hazlo de modo continuado a través de las diferentes formas de comunicación Online existentes:

  4.  

  5. Tiendas Online: Estos días más que nunca, el negocio Online, que ha crecido en una semana en un 80% con respecto al pasado mes de enero, es fundamental. Si tenéis acuerdos con Tiendas Online, presionar para que se realicen ofertas con vuestros productos, y si vuestro negocio cuenta con tienda Online, por supuesto dadle caña. Potencia tus ventas, genera promociones (aunque al principio no obtengas casi beneficio), pero no te detengas.
  6.  

  7. Email Marketing: De nuevo, si has trabajado correctamente este punto en meses anteriores, será en parte un pequeño colchón para tu negocio. Realiza envíos regulares de contenido, tanto contenido de marca, acciones que realices en estos días y por supuesto, acciones comerciales de las que se puedan beneficiar tus contactos. Si antes hacías un envío cada mes, ahora hazlo cada quince días, y si lo hacías antes cada quince días, hazlo ahora cada semana. Genera nuevo contenido y ofertas. Recuerda que el Email Marketing es la acción Online que genera un mayor retorno de ventas.
  8.  

  9. Redes Sociales: Si no entendiste la importancia de las Redes Sociales en el pasado, y que era realmente un enorme canal de comunicación con tus consumidores, es momento de que lo entiendas. Las Redes Sociales te permiten tener un contacto directo con tus consumidores. Durante el confinamiento, internet y las redes sociales es el lugar donde más tiempo pasa tu público final actualmente (así lo demuestran las estadísticas de interacción y alcance de nuestros clientes, que están subiendo como la espuma). Genera contenido de marca, sigue en contacto con ellos, porque cuando termine esto, serán las marcas con las que hayan interactuado con ellos las que antes recordarán.
  10.  

  11. Se creativo: Estamos viendo estos días como muchos profesionales saben sacar rendimiento a sus ideas. Fernando Mora (@fernandomoramw), cuyo Instagram siempre ha traído publicaciones muy interesantes para todos los Winelovers, ha generado una serie de talleres a través de su propio Instagram interesantísimos, con ponencias de enólogos, viticultores como Roc Gramona o personalidades como Carlos Latre en unos espacios que juntan a más de mil personas interesadas por el mundo del vino, o las catas online que realiza Juanma Gonzalvo (@expertoenvinos) y que sin duda generan interés y ponen de manifiesto la posibilidad de generar contenidos creativos, de interés y que permitan establecer una relación entre las marcas y el público final.

    En el campo de la gastronomía, hemos visto como diferentes cocineros han realizado acciones similares, creando talleres de cocina desde sus propios hogares o incluso en algunos casos, distribuyendo menús a personas con problemas de movilidad, o realizando menús a domicilio.

    Son acciones pensadas para seguir en contacto con tu público y prescriptores. Obviamente van a resentirse en ventas, pero cuando abran sus puertas pasados estos meses, todo ese público seguirá manteniendo a tu marca en su mente. Lo que hagamos en estos meses, repercutirá directamente en la velocidad de recuperación una vez volvamos a abrir nuestras puertas.

  12.  

    Pon más importancia que nunca en tu comunicación. Es algo importante que no debes descuidar.

     

  13. Fórmate: Es un tópico y en muchos casos “no está el horno para bollos”, pero es que de nuevo, es un momento óptimo para poder adquirir nuevos conocimientos. Nadie saldrá igual que antes del confinamiento, con lo que es necesario formarnos para poder saber cómo manejar, por ejemplo, toda la parte de la comunicación de marca o el Marketing que pueda ayudar a nuestro negocio. Precisamente realizamos hace un tiempo un excelente curso de Marketing orientado a vino en colaboración con Vital Innova para el portal profesional Vitivin, al que podéis acceder a través de este enlace, y en el portal Domestika, han puesto varios de sus cursos gratuitos para, precisamente, que podáis adquirir conocimientos y ayuda en estos días de confinamiento.

 
Son consejos que pueden parecer obvios en muchos casos, pero de verdad, estamos convencidos de que es posible salir de esto reforzados. Y sí, seguro que muchos habéis leído esto y en algún punto habéis pensado “es que es muy fácil decirlo”, pero como os hemos dicho al principio, no se trata de querer o no querer. Es que no QUEDA otra. Hay que seguir trabajando más duro que nunca.

Por supuesto, para cualquier consulta o ayuda que necesitéis a este respecto, hoy más que nunca nos tenéis a todo el equipo de Veintemillas a vuestra disposición.

¡Fuerza y a por ello!

Sin comentarios

Deja un comentario.