07 Abr De por qué el Ecommerce salvará al mundo del vino.

Nadie imaginaba lo que iba a pasar en estas semanas. Si hace unos meses, a todos aquellos que decían que “lo Online es una moda pasajera” (creedme, todavía queda alguno) les hubiéramos dicho que en marzo del 2020 esos canales Online serían SU ÚNICO canal de comunicación con sus consumidores, habrían flipado en colores, pero oh… La sorpresa llegó en forma de pandemia.

En los últimos años hemos podido comprobar, de modo indiscutible y con sólo echar un ojo a cualquier medio de comunicación, como el negocio de la venta Online se ha vuelto un negocio rentable en continuo crecimiento y con él, por supuesto, también la venta Online de vino, tanto a través de portales dedicados como Uvinum, ahora Drinks&Co o Bodeboca, comprados ambos por Pernod Ricard en menos de dos años por una cifra que ronda los 15 millones de euros, que, digo yo, sabrá Pernod Ricard de qué va la cosa de la venta Online de vino para invertir en ello ese pastizal, como con la creación por parte de muchas bodegas o distribuidores de un apartado de venta en sus respectivas webs.

Y es que, tal y como apuntan los expertos, es muy posible que el comercio electrónico cambie para siempre una vez termine esta crisis, transformándose, ya no en un canal importante, que ya lo era, sino en un canal imprescindible dentro de las estrategias de venta de bodegas y empresas del sector alimentación, y al que habrá que tratar como un punto de venta de gran importancia. Un canal que no solamente generará una importante facturación directa, sino que será un generador de contenido de marca al que cuidar, ya que nos permitirá tener un contacto sin filtros con el cliente final y por lo tanto, trabajar la fidelización y prescripción de tú a tú.

Todo esto es algo que viene acompañado por supuesto, de un cambio en la mentalidad de los compradores, que de un tiempo a esta parte han perdido el miedo a la compra Online, cambiando la comodidad en detrimento de la “experiencia de compra física”, y si hace unos años eran aquellos “Early Adopters” que compraban tecnología, de ahí a la venta de ropa y reservas hoteleras, ahora los usuarios del canal Online ya no tienen un perfil tan concreto y recurren a Internet para adquirir bienes de todo tipo, incluidos aquellos de primera necesidad y además, con un crecimiento muy notable tal y como podemos ver en el siguiente gráfico extraído de la web de Guillem Sanz, vino.

Evolución ventas e-commerce por sectores en la primera semana de confinamiento. Fuente: Guillem Sanz.

Y el cambio de paradigma viene dado precisamente por, el aislamiento forzoso al que nos vemos sujetos, que ha terminado de romper los tabús y miedos a la hora de comprar productos de todo tipo. Sumando a todo eso una mayor oferta de venta Online, el recorte de los tiempos de entrega, la mejora de los S.A.C de las empresas, las facilidades en las devoluciones y que por desgracia, en ocasiones la experiencia de venta en retail no siempre es satisfactoria. Y con todo eso, pues ahí lo tienes, un aumento de las ventas en ecommerce en las primeras semanas de confinamiento del 55%. ¿El único escollo a superar que queda? Los gastos de envío, que, ya os lo digo, en breve desaparecerán y serán asumidos por el aumento de las ventas.

Algo que por parte de todos los que “estamos en el ajo”, lo vemos como una oportunidad perfecta para bodegas, distribuidores y empresas agroalimentarias con capacidad de venta a consumidor final. Un momento óptimo en el que finalizar vuestra conversión digital de una vez por todas, y para que perdáis el miedo a incrementar vuestro volumen de inversión para este tipo de acciones, ya que como decimos, en unos meses, el canal Online se transformará en un “punto de venta” más dentro de la estrategia de los departamentos comerciales, vinculado de modo directo con los departamentos de Marketing.

Una oportunidad de salvación perfecta al alcance de todos, sin importar el tamaño o la capacidad, y que supondrá la diferencia, como ya lo está suponiendo, para aquellos que cuando termine todo esto, estén preparados. ¿De verdad la vais a desaprovechar?

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario.