Diseño (y creatividad) en femenino PT. II

19 Mar Diseño (y creatividad) en femenino PT. II

Seguimos con la segunda parte de la serie de entradas en nuestro blog en las que estamos dando visibilidad a algunas mujeres relacionadas con el mundo del diseño gráfico, el fotoperiodismo y en definitiva, de la creatividad. Mujeres que también han marcado la historia del mundo en el que nos movemos y por unos motivos u otros, no han obtenido tanta visibilidad como muchos hombres en sus mismas disciplinas. Hemos querido limitar estas entradas a dos partes, pero podríamos hacer una cada semana y aún así, seguro que nos quedaríamos cortas. No se trata tanto de nombrarlas a todas, sino de darles visibilidad en un terreno históricamente, masculinizado. Si no habéis leído la primera parte, podéis hacerlo aquí, y si lo habéis hecho… ¡Vamos allá!

Carolyn Davidson (1943): A carolyn Davidson no la colocamos en la primera parte de nuestro reportaje quizás por no hacerlo demasiado extenso, pero si hubiera que hablar de una, y solo una diseñadora, que hubiera logrado marcado la historia del Branding y las marcas, debería ser Carolyn Davidson. Y es que mucha gente ignora que, detrás de una de las mayores y más masculinas marcas de material deportivo, se esconde la historia de una mujer, Carolyn Davidson, creadora del logo de ‘Nike’. En 1971 Davidson era una estudiante de diseño gráfico en la Universidad Estatal de Portland, donde conoció al futuro fundador de la marca ‘Nike’, Phil Knight, quien trabajaba como profesor adjunto en dicha universidad. Knight le pidió a Carolyn Davidson que diseñase algunos logos para la marca de zapatillas de deporte que estaba creando en ese momento, con un contrato de dos dólares la hora de trabajo en el proyecto. Al presentar los logos a los ejecutivos de la que entonces era la empresa en la que trabajaba Phil Knight, estos eligieron el “swoosh”, aunque más tarde le cambiarían el nombre por ‘Nike’, el nombre de la diosa griega de la victoria.

Carolyn Davidson cobró aquellos 35 famosos dólares por el diseño y siguió trabajando para la marca hasta 1975, cuando comenzó su carrera en solitario. En 1983, Nike organizó una fiesta en su honor donde le obsequiaron con un anillo de diamantes con el símbolo de Nike y 500 acciones de la compañía. Ella dijo sobre el regalo: “this was something rather special for Phil to do, because I originally billed him and he paid that invoice – fue algo bastante especial que hizo Phil, ya que originalmente lo facturé y él me pagó la factura“. ¡Maravilloso!

 

Isabel Steva Hernández “Colita”(1940): Fue (y sigue siendo) una fotógrafa española que ha sido parte de la historia del fotoperiodismo y de la fotografía en nuestro país, siendo testigo además de cambios generacionales y movimientos únicos a los que asistió en primera persona, como la primera manifestación por la reivindicación de los derechos del colectivo LGTBI. Se especializó en retrato y fue considerada la fotógrafa “oficial” de la denominada Gauche divine barcelonesa, organizando una reconocida exposición con fotografías de aquella época en 1971 en la Galería Aixelà. Fue además directora del departamento de fotografía de la revista Vindicación Feminista hasta 1978 y durante la transición democrática colaboró con Interviú, Cuadernos para el diálogo, Bocaccio…

En 44 años de profesión, Colita ha realizado más de 40 exposiciones y publicado más de 30 libros de fotografía. Tras la llegada de los Ayuntamientos Democráticos y la desaparición del franquismo, se especializó en fotografiar su ciudad, Barcelona, evidenciando los cambios y evolución de la ciudad que la vio nacer.

El Ayuntamiento de Barcelona le impuso la Medalla al Mérito Artístico en 1998. En 2014 le fue concedido el Premio Nacional de Fotografía que rechazó por la situación de la cultura y la educación en España. Por el 40 aniversario de la aprobación de la Constitución Española, en 2018 se organizó una exposición llamada “El poder del arte” con obras del Museo Reina Sofía, en la que Colita estuvo representada.

 

Cristina García Rodero (1949): Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y la primera y única persona de nacionalidad española integrante de la prestigiosa Agencia Magnum. Es la primera mujer nombrada Doctora Honoris Causa en la Universidad de Castilla La Mancha.

A finales de los sesenta aparecen sus primeras obras en distintos concursos universitarios, y en 1973 se le ocurre la idea de fotografiar fiestas y costumbres de toda España, para lo que recibe una beca. En 1974 Cristina comenzó su carrera docente dando clases de dibujo en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. En 1983 pasa a ser profesora en la Universidad Complutense de Madrid, trabajo que realizó hasta 2007.

En Septiembre de 2018 se inauguró en Puertollano el primer centro dedicado a una fotógrafa, el Museo Cristina García Rodero, el cual tiene una sala permanente dedicada a la obra de la artista. El tipo de obra fotográfica que realiza es muy personal, pero se podría enmarcar en el reportaje.

Cristina ha obtenido numerosos premios, veintiuno en total, y publicado 7 libros. Entre esos premios están el Premio Planeta de Fotografía en 1985 (el primero de su carrera), Premio al Mejor Libro de Fotografía en 1989 (Francia), el Premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura en Madrid en 1996 o el Premio Alfonso Sánchez García de Periodismo Gráfico, en 2007.

Ella misma ha dicho en una entrevista para Jotdown Magazinecuando salgo a la calle no veo nada; sin embargo, cuando cojo la cámara suceden muchas cosas”.


Joana Biarnés (1935):
Cerramos esta segunda y última parte con una auténtica mención de honor. El pasado mes de noviembre, acudíamos a la entrega de los Premios Graffica del 2018 al auditorio Víctor Villegas de Murcia donde íbamos a tener la suerte de escuchar su historia de su propia voz.

Ella misma explicó cómo se inició en la fotografía cuando era pequeña y como ayudaba a su padre, que era fotógrafo deportivo, en el laboratorio. Algo más tarde estudió en la Escuela de Periodismo de Barcelona, donde tuvo que hacer un reportaje de cómo se mataban todo tipo de animales en el matadero, aunque a ella no le gustaba hacer fotos de corridas de toros por la sangre. En ese reportaje, Joana añadió fotos “del museo de los horrores” donde tenían animales con malformaciones. Más tarde, un veterinario le compró las fotografías para incluirlas en un libro que iba hacer sobre los mataderos. Cuando terminó la carrera de Periodismo, siguió ayudando a su padre, cubriendo diferentes acontecimientos deportivos.

Nos encantó la anécdota (de la que adjuntamos fotografía sobre esas líneas) de como, en un partido la empezaron a increpar árbitros y jugadores por el hecho de ser mujer, diciéndole que ella no debería de estar ahí a pesar de estar acreditada para trabajar como reportera, y como ignoró todos aquellos improperios para, como buena profesional hacer su trabajo. En la foto sus “compañeros” muy contentos verse, no se ven. Dicha anécdota puede verse en el documental que RTVE española realizó sobre su vida y que podéis ver en este enlace.

Después comenzó a trabajar como una de las fotoperiodistas más brillantes de su tiempo, logrando capturar, en septiembre de 1962, la gran riada que en Tarrasa produjo numerosos muertos.

En 2014 La Generalitat de Catalunya le concedió la Cruz de Sant Jordi, en 2016 se estrenó un documental sobre su vida, su trabajo y su aportación al fotoperiodismo en España, “Una entre todos” y en 2017 publicó Joana Biarnés: Disparando con el corazón.

Cinco días después de recibir el premio Graffica del que fuimos afortunados testigos, falleció en Barcelona el día 19 de diciembre, tras una trayectoria de historias y fotografías increíbles, como ella.

Nos quedamos con las palabras por las que Graffica, la cual por cierto en su número de marzo lo ha dedicado también al trabajo de tantas mujeres invisibles en el mundo de la creativividad, decidió otorgarle el premio: “Por saber captar la escena perfecta en el momento más idóneo y hacerlo con la sutil delicadeza de un felino (y sin traicionar o aprovecharse de aquellos que protagonizaban sus imágenes). Por disfrazarse de muchos personajes (secretarias, esposas) con un fin: conseguir la impecable instantánea que tanto anhelaba. Por ser la primera de muchas otras profesionales que, sin ella, no habrían encontrado la senda por las que guiar sus pasos. Por demostrar que el buen fotoperiodismo no entiende de género o discriminación, sino de personas comprometidas, apasionadas y valientes”.

Gracias Joana, gracias Cristina, Colita, Carolyn, Clara, Pati, Jessica, Susan, Paula y tantas, y tantas otras por inspirar, por trabajar y por demostrar que, independientemente del género, querer, SIEMPRE es poder.

¡Pasad un buen marzo!

Todas las imágenes de sus correspondientes autoras. Imagen de la entrega de los premios Graffica propiedad de Graffica.

Sin comentarios

Deja un comentario.