Un Pantone vale más que mil palabras

27 Jun Un Pantone vale más que mil palabras

Un proverbio chino asegura que “una imagen vale más que mil palabras”. Nosotros no podemos estar más de acuerdo. Pero añadiríamos un concepto muy valioso a día de hoy, sobre todo en el mundo del diseño gráfico: el Pantone.

Os vamos a poner un poco en situación, aunque seguro que habéis oído hablar de él alguna vez. ¿Qué es el “Pantone”? (y no, no es un conocido postre de origen italiano)

Literalmente, es una empresa norteamericana que creó el primer sistema internacional de identificación cromática: Pantone Matching System (PMS). Desde entonces, los forofos del diseño gráfico conseguimos comunicarnos así para identificar colores.

Cada oveja con su pareja (hoy estamos especialmente refraneros) y cada color con su código. Gracias a esta combinación de números, podemos tener la certeza de que la impresión del diseño será la que esperamos.

Y, ¿sabéis qué? Desde el 2000, Pantone elige anualmente el color del año. Esto se ha convertido en un referente a nivel mundial y no sólo en el diseño gráfico, también en otros sectores como la moda o la decoración.

Por supuesto, este color no se escoge de forma aleatoria. Lo primordial en la elección es lo que transmite el mismo y se realizan una serie de estudios de tendencias con el fin de seleccionarlo. Hay que tener en cuenta que el color elegido marcará la línea de influencias del año en cuestión, ¡imaginad si es importante!

El Color del Año de Pantone 2019 es el Living Coral (16-1546). ¿Qué os parece? ¿Os gusta el resultado?

Pantone 2019

Ahora, vamos a lo que realmente importa.

¿Qué aporta el uso de la paleta Pantone a nuestros proyectos?

Veracidad.

Tal y como os comentábamos antes, el código de cada Pantone garantiza al 100% la impresión de ese color.

Tanto tú, diseñador, como el cliente, podéis conocer con exactitud qué color da vida a cada parte del proyecto. ¡Garantía de éxito!

Significado.

Todos los colores, absolutamente TODOS, tienen un significado. Es una forma genial de transmitir sensaciones y reacciones en el que lo ve.

Seguro que en el cole te enseñaron los significados de los colores primarios. Por ejemplo, el azul transmite tranquilidad; el rojo, valentía;… ahora párate a pensar en la inmensa paleta Pantone.

Imagen de marca.

Ya sabes que el color del logotipo define (o debería definir) la línea gráfica de una marca. De la misma forma, el Pantone tiene una función identificadora que hará de tu proyecto todo un referente para la imagen de dicha marca.

No olvides: el color influye en la creación de los arquetipos y, por tanto, ¡en la percepción que se tiene de tu marca! 

Tendencia.

Muy unido al punto anterior. Si consigues apropiarte de un Pantone para tu proyecto, estás logrando destacar entre otros.

Y si te unes al Color del Año de Pantone, ¡todavía más! Porque significa que estás al día de las tendencias y, por supuesto, puedes llegar a ser todo un referente gracias a tu color.

Simplicidad.

Menos es más. Y cuando nos referimos al diseño, con más razón.

Los colores Pantone son planos y generalmente pastel. Esto aporta al proyecto una línea gráfica sencilla, evitando así la sobrecarga de texturas y colores demasiado llamativos.

Para nosotros la elección del color es una de las tareas primordiales y más importantes a la hora de emprender un nuevo diseño o proyecto. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto? No se diga más, cuéntanoslo  y déjanos ayudarte!

Sin comentarios

Deja un comentario.