16 Oct Lo que el Heavy Metal puede enseñarle a tu marca

Uno de los objetivos del Branding es que las personas puedan crear una relación más allá de un producto, ya que al final escogemos una u otra marca por la afinidad que sentimos con ésta, por lo que son y de un modo inevitable, porque identificamos nuestra propia forma de ser con la forma de ser de la misma marca y su comunidad.

Dentro de todos los géneros musicales existentes, es el Heavy metal el que mejor ha sabido crear esa conexión entre la música y su comunidad. Lo ha hecho tan bien que todos los puntos de contacto de la marca destilan una actividad propia e identificable, cargada de una autenticidad y valores que tienen mucho que enseñar a todos los que amamos el Branding y que cuesta más encontrar en otro géneros musicales.

Y sí, sabemos que muchos de los que leeréis este artículo no seréis especiales amantes del género, y mucho menos si hablamos de variantes más extremas como el Death o el Black Metal, pero con todo, estas corrientes extremas tienen una cultura de marca poderosa que es capaz de arrastrar a toda una comunidad y ofrecer buenos consejos no solo para cualquier amante de las marcas, sino para cualquier emprendedor o empresario. ¡Vamos con alguno!

  • No quieras clientes, quiere fans: Un cliente es alguien que se puede ir una vez haya consumido tu producto. Un fan siempre apoyará a su banda o a su equipo de fútbol, pierda o gane. Esa es la relación que cualquier marca debe buscar.

  • La satisfacción es para los mediocres: No hay nada peor que un cliente (solamente) satisfecho. Un cliente satisfecho es aquel con una expectativa previa al servicio que se ha visto cumplida, pero la marca debe esforzarse por ir más allá. Hacer que se sienta especial es el primer paso para que se sienta único, y el segundo para que sea un FAN.

  • Se SIEMPRE Auténtico (o al menos mientras estés frente a los focos): Tienes una marca, y esa marca va más allá de su logotipo. Toda marca tiene una actitud y una forma de comunicar que debe ser propia, pero sobre todo, debe ser real. ¡Los auténticos fans no perdonan a los impostores!



  • Trabaja la consistencia de tu marca: Trabaja todos los puntos de contacto de tu marca con el público de un modo cohesionado. Las bandas de Heavy suelen tener un logotipo que respetan y suelen incluirlo en todos sus discos. Lemmy Kilmister, cantante y fundador de Motörhead, creó un logotipo en forma de gárgola que mantuvo durante toda su carrera, extrapolando su imagen a todo el Merchandising y que representaba a la perfección toda la actitud de la banda. AC/DC no ha variado nunca su logotipo, y el uniforme de colegial de su guitarrista, Angus Young, no ha cambiado apenas desde los años 70. ¡Por algo será!

  • No es el “Target”, son personas: Aunque sea un consejo muy de “cajón”, no hay que olvidar que ese “Target de mercado” lo integran personas con necesidades, problemas y opiniones. Debemos escucharles y comunicarnos con ellos de un modo horizontal. La revolución de la comunicación empresarial en el actual Internet o las Redes Sociales ha hecho eso posible, así que cuidemos ese punto de contacto con la marca como tal. Generemos conversaciones sin olvidarnos que NO son clientes, son fans de nuestra marca.

  • No es un producto, es una experiencia: Lo hemos ido repitiendo en nuestro blog en más de un artículo, pero es importante comprender la diferencia. Sobre todo en el mundo del vino y la gastronomía, no se venden productos o servicios, se ofrecen experiencias unidas casi siempre a emociones. Como en el Heavy Metal, no son canciones, son experiencias integradas en la comunidad, únicas e irrepetibles.

Sabemos que muchos empresarios de éxito han seguido muchas lecciones que aprendieron de la música en general, y del Heavy Metal en concreto, Bruce Dickinson, cantante y Frontman de la archiconocida banda Iron Maiden siempre se ha declarado enemigo de las zonas de Confort, y además de ser parte de una banda de éxito mundial, se lanzó a escribir, montar su propia compañía de cerveza, fundar una compañía de reparación de aviones y, ya que estamos, aprender a pilotarlos. ¡Toma ya! Y tal como él mismo ha confesado, el Heavy Metal le ha enseñado muchas buenas lecciones para que sus marcas fueran un éxito.

¡Así que ya sabéis! Cuando dudéis sobre si una estrategia va a ser acertada, siempre podéis pensar, “¿qué haría el Heavy Metal en este caso?” Keep On Rockin!

Sin comentarios

Deja un comentario.