Como escoger la mejor agencia para el diseño de tus etiquetas

20160901_insercion_post_botellas

13 Jun Como escoger la mejor agencia para el diseño de tus etiquetas

Sabemos que puede ser complicado acertar a la primera. En Veintemillas, como agencia de Branding especializada en el sector del vino y la gastronomía, somos expertos en el diseño de etiquetas para vino, pero no todas las agencias o estudios de diseño están preparados para acertar con su trabajo. Y no porque sean malos estudios en absoluto, pero cada agencia y cada estudio está especializado o cuenta con ciertos matices u orientación que pueden ayudarte a decidir correctamente cuando debas pedir un encargo para el diseño de tus etiquetas de vino o tu Packaging. Ahí van ciertos tips:

 

1 – Conocen y disfrutan del mundo del vino:

¿Imaginas a un diseñador creando la portada de un libro que no ha leído porque no le gusta leer? Asegúrate que quien va a llevar tu proyecto disfrute del vino, que lo conozca y tenga experiencia en el diseño de etiquetas para vino. No sólo asegurarás un buen trabajo, podrás contar con una agencia que además de ejecutar, también te podrá aconsejar sobre el tipo de botella más adecuado, el tipo de papel dependiendo de si es un blanco o un tinto, o el tipo de troquel que se puede montar sobre una botella. Cuanto más puedan aportar, más se notará en el resultado final de tu producto. ¡Nosotros incluso pedimos una botella del vino para el que vamos a trabajar para asegurar un discurso íntegro y honesto entre el diseño de la etiqueta y el vino!

 

2 – Cobra dependiendo de la dimensión y proyección de tu proyecto

El diseño de una etiqueta de vino trae consigo una serie de condicionantes a los que las agencias debemos adaptarnos cuando ofrecemos un presupuesto: Uno es la limitación en la producción de un vino. Otro es el precio medio por botella que vaya a tener cada botella. Estos dos factores definen en gran parte vuestra estrategia y el ROI de vuestro producto. En la agencia Veintemillas nuestros presupuestos, que no la calidad e implicación de nuestro trabajo, varía en dependencia de la proyección de negocio que vuestro producto vaya a tener. No es lo mismo la ganancia de una bodega que realice 800.000 botellas a 36€ por botella que otra que realice 10.000 botellas a 9,95€, o 300 botellas a 500€ por botella. Cada modelo es un escenario diferente al que nos aproximamos de maneras diferentes aportando diferenciales diferentes. Asegurate que este concepto lo entiendan las agencias o estudios con los que vayas a trabajar.

 

3 – No cuentan con presupuesto predefinidos

Debéis tener en cuenta que el trabajo de diseño no es como vender tornillos, y más si se trata de diseño para vino. En alguna ocasión alguien ha contactado con nosotros y su primera pregunta es “por cuanto me hacéis una etiqueta de vino”. Nuestros procesos, aunque estandarizados, cambian por completo dependiendo del proyecto y jamás respondemos a esta pregunta sin una conversación previa. Si algún estudio a esta pregunta ya os da un precio, ir con cautela, puede ser que os terminéis encontrando con alguna sorpresa.

 

4 – Su trabajo no termina hasta que la etiqueta está pegada en la botella

Para nosotros es crucial controlar el proceso de impresión de los diseños de las etiquetas de vino con los que trabajamos. Nuestros presupuestos siempre incluyen la gestión de la impresión y la supervisión de los acabados. Igual que vosotros, vamos a poner mucho en ese trabajo para que luego un impresor con poca experiencia lo fastidie, y por eso también contamos como partners con las mejores imprentas de etiquetas del país.

 

5 – Os demuestran confianza y empatizan con vuestro trabajo

Tan importante como que dicho estudio controle la técnica y ejerza un buen trabajo de diseño en la etiqueta, es que empatice con el cliente, que encuentre una comunicación sencilla y sepa traducir de modo gráfico lo que el cliente está buscando. Personalmente, y aunque este consejo pueda perjudicarnos para trabajar con vosotros, si habéis encontrado una agencia que os entiende, hacen un buen trabajo y con la que trabajáis de un modo cómodo, no la soltéis.
Pueden haber muchos más tips y muchos más consejos para acertar en la elección de una agencia para el diseño de etiquetas de vino, pero estamos seguros que si cumplen al menos tres de estos cinco puntos, tendréis suficiente garantía como para acertar sin echar una moneda al aire.

Esperamos que te hayamos ayudado con estos consejos, ya sabes que si estás buscando una agencia para el diseño de etiquetas de vino y has terminado en este post o en la página de nuestra agencia, el siguiente paso es que contactes con nosotros, nos digas más sobre tu proyecto y quien sabe, empecemos a trabajar juntos.

Nosotros estamos listos. ¿Y tú?

Sin comentarios

Deja un comentario.