10 reglas de oro para que tus redes sociales funcionen

Post blog Veintemillas Redes Sociales

24 Ene 10 reglas de oro para que tus redes sociales funcionen

Día a día vamos viendo como cada vez más bodegas y empresas que tradicionalmente se han mostrado reticentes a las nuevas tecnologías, se van sumando a generar contenido y acciones en redes sociales. Es un buen dato del que Veintemillas, como agencia de branding especializada en el sector del vino y la gastronomía, no puede sino alegrarnos.

En nuestro post de hoy, queremos ayudar a esas bodegas y empresas que se están iniciando en el mundo del Social Media ofreciendo 10 sencillas reglas de oro que deben adoptar si quieren tener una comunicación efectiva. ¡Esperamos que os ayuden!

1 – Se regular.

Ocurre en muchísimas ocasiones en las que comenzamos con mucho ímpetu en nuestras redes sociales y cuando vemos el tiempo que debemos invertir y lo contrastamos con su retorno a corto y medio plazo, empezamos a descuidar la regularidad de las publicaciones. Es importante generar un calendario basado en afluencias de público a nuestro canal e intentar mantenerlo. Como en todo, la constancia termina siendo la clave del éxito.

2 – Genera contenido consistente y de calidad.

Todo lo que publiquemos debe reflejar nuestra personalidad de marca y debe ser transmitido en el mismo idioma de nuestra audiencia. Es el primer paso para generar un “Top Of Mind” de tu producto o marca y empezar a crear suscriptores y que tu comunidad crezca poco a poco. En Veintemillas tenemos la política de generar un crecimiento escalonado, algo más lento que la búsqueda de audiencia de modo indiscriminado, y poder alcanzar de ese modo un nivel de interacción paralelo al crecimiento. Es mejor crecer despacio pero fuertes que rápido y débiles.

3 – Comparte si quieres, pero sobre todo, CREA.

Es importante que el contenido que generes sea propio. Muchas veces a lo mejor nos apetece compartir una publicación de una página amiga con la idea de generarles un soporte a través de nuestra audiencia, pero debe ser excepcional. Lo que digamos y publiquemos será lo que marque la diferencia y ayudará a generar contenido de marca.

4 – Optimiza pero no automatices.

Actualmente hay una enorme cantidad de herramientas para hacer más fácil nuestro trabajo gestionando las diferentes redes sociales, y hace un tiempo en el blog de Veintemillas dimos el listado de algunas de las que nosotros solemos utilizar más a menudo. Sin embargo, una de las señas de identidad de las redes sociales es la inmediatez de su mensaje. No planees tus contenidos con excesivos días (recomendamos no más allá de una semana) y mantente atento para lograr generar contenidos actuales y frescos.

5 – No tengas miedo a conversar con tu audiencia.

Es muy importante tener en cuenta que las redes sociales son un canal de comunicación bidireccional. Esto, que horrorizó en su momento a marketeros más clásicos y publicistas acostumbrados a generar un mensaje de venta sin respuesta inmediata por parte de su consumidor, es una de las principales ventajas que debes explotar y aprovechar de las redes sociales. Debemos perder el miedo a la interacción de nuestra marca y alejarnos de los mensajes de venta unidireccionales en forma de ofertas.

6 – Anima a tus empleados a participar.

En una ocasión, charlando con un socio y amigo, me hizo entender que si el contenido que generas no interesa ni siquiera a tus empleados, es que tienes un problema de motivación y de generación de un buen branding incluso en el seno de tu empresa. Anima a que tus empleados participen libremente en las publicaciones, sobre todo al principio, ayudará a que nuestras redes sociales no parezcan un yermo desierto. Y que conste, no se trata de coaccionar, sino de invitar a que descubran nuestros propios contenidos y que interactuen con ellos si se sienten cómodos haciéndolo. Si lo que publicas no interesa ni a la gente de tu empresa, mal vamos.

7 – Don’t Feed The Troll.

Ya hablamos en otro de nuestros posts de la necesidad de cuidar todos los aspectos de marca para evitar el descontento de cualquier cliente de nuestra empresa y vigilar muy de cerca los problemas de reputación que puede traer ese descontento. Sin embargo, si nuestra red social crece, llegará irremediablemente el día en que nos encontremos con alguien que simplemente, quiere hacer un ruido negativo en cualquier de nuestras redes sociales.

En estos casos, la máxima es la de no alimentar al troll. Si hay una queja sobre la marca bien constituida y razonada, debemos contestar de modo público a ese usuario, pero si simplemente es alguien que desea el reconocimiento momentaneo propio de las redes sociales (no todo iba a ser positivo), es mejor no darle más leña. Como consejo etra, antes de tomar de tomar esa decisión, es importante estudiar al usuario, ver realmente el peso de su influencia en dicha red social y actuar en consecuencia, ya que no es lo mismo un troll “influencer” que un troll de 50 seguidores.

8 – Aprende de tus errores.

Aunque las redes sociales ya llevan un tiempo entre las empresas, es un sector lo suficientemente nuevo como para que ni el más experto realice acciones con la total seguridad de garantizar un absoluto éxito. El que más y el que menos utiliza la fórmula de prueba y error y raro es el Social Media Strategist o Community Manager que no ha metido la pata en alguna ocasión. Aprende de todos los errores que cometas, dales la importancia que tienen y sigue adelante habiendo aprendido la lección.

9 – Conoce donde debes estar.

¿Es realmente necesario estar en todas las redes sociales? Definitivamente no.

En Veintemillas creemos que es mejor crecer de modo escalonado visualizando aquellas redes sociales que nos pueden reportar mayor retorno o visibilidad. Sobre todo para empezar siempre solemos recomendar Facebook inicialmente, Google+ para ayudar a posicionar nuestra empresa en el buscador y quizás Instagram, aunque depende muchísimo del sector y del objetivo que tenga el cliente con sus redes sociales. Escoge con atención las redes sociales en las que quieres participar, comprende sus reglas antes de lanzarte y no empieces una nueva hasta que estés bien posicionado en las que hayas iniciado.

10 – Tus publicaciones ayudan a vender

Hace un tiempo también publicamos un post en el que explicábamos que las redes sociales no sirven para vender, sin embargo, en aquel mismo post dejábamos claro que esa afirmación sirve a corto o medio plazo. Sobre todo al principio puede parecerte que estás perdiendo el tiempo, pero podemos afirmar que si haces un buen trabajo de comunicación en tus redes sociales, tu posicionamiento de marca mejorará y seguro que comenzarás a notar un aumento en las ventas de tus distintos canales de distribución… Eso sí, ten paciencia y sobre todo, gente profesional a tu lado que pueda ayudarte a ello. Recuerda el punto 1 de este decálogo, la constancia. ¡Estamos seguros que te ayudarán en tu posicionamiento!

¿Te han parecido útiles estos consejos? Puede que si ya estás dentro de las redes sociales te sean ya muy conocidos… Pero nunca están de más, ¿no? Y por supuesto, si no sabes por empezar ni con estos consejos, contacta con nosotros y más que encantados te ayudaremos 😊

1Comentario

Deja un comentario.